LO QUE HOY ROSSI DICE TENERLA CLARA, O LOS QUE LO ELEGIERON

Los militares no somos ni víctimas ni mártires. Somos los mismos los de ayer que los de hoy. Cada generación sometida a la época que le tocó vivir. Algunas más felices que otras. Para concluir, cae en mi memoria aquella frase que decía algo así: “Cuando el peligro acecha, el ciudadano se acuerda de Dios y recurre al soldado. Cuando este no existe, se olvida de Dios y desprecia al soldado”.

Quiero recordarle a los responsables del gobierno, un texto de una reciente editorial de un prestigioso periódico que se refiere a las consecuencias del desprecio a las instituciones y dice así: 

“La reconstrucción de las instituciones y la recuperación de la confianza son el mayor desafío que el país debería asumir como política de Estado. Sin ellas no habrá pan, ni trabajo, ni educación, ni salud, ni futuro”. Lo cito porque nuestra Institución Militar, con el solo propósito de vengarse, ha sido humillada y despojada. Dios quiera que los Argentinos jamás deban recurrir nuevamente a sus Fuerzas Armadas para defender sus vidas y poder vivir en un país con algo de libertad, como hoy acontece, pues una democracia sin justicia, como sucede actualmente, no es democracia.


Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.