Una compra genera dudas
Compartir



De Jaime Stiuso se ha dicho mucho y de todo. Director General de Operaciones de la SIDE, ingresó a ese organismo en 1974 y se convirtió en el hombre clave del espionaje, ganando la confianza o provocando la dependencia de todos los gobiernos, inclusive los de la era Kirchner. Según la “carpeta” –como se conoce a las bases de datos de los espías– que circula sobre él, es además un próspero empresario y últimamente ha comprado tecnología de espionaje de altísimo poder de escucha, se supone que para la Secretaría de Inteligencia. La información sobre sus empresas es cierta, al menos en parte. Jaime, se sabe, tiene un negocio dedicado a la venta de insumos de grabación, productoras, estudios de TV y agencias de espionaje privadas. No hay, lógico, forma de saber sobre lo que compra la SIDE para realizar Inteligencia, ya que eso se mantiene en secreto.


AGUANTE RIAL Y LA NIÑA LOLI