DICTADO DEL DECRETO N° 1305/12. UNA NUEVA ESTAFA (*)

1. El Decreto N° 1305/12 es una nueva burla al personal militar en situación de retiro, en el sempiterno intento del Poder Ejecutivo de pretender aumentar los haberes del personal militar excluyendo al personal en situación de retiro.
Es igual al Dto. N° 2769/93 pero “aggiornado” y simplificado, quizá por aquello de “algo debe cambiar para que todo siga igual”.

2. Este decreto deroga TODO. Nada menos que ONCE DECRETOS, dictados a partir del año 2005, todos ellos cuestionados por la Corte Suprema de Justicia en los fallos “SALAS” (S.301.XLIV) y “ZANOTTI” (Z.115.XLVI)
¿Qué le pasará a los funcionarios que los pergeñaron? NADA
Y lo mas grave de todo, es que deben ser los mismos que ahora “inventan” el Dto. N° 1305/12, convencidos que esta vez, sí encontraron la fórmula mágica.
O lo habrán hecho a sabiendas que están violando la Ley N° 19.101, y no les importa, o tal vez, por inoperancia o falta de idoneidad para el desempeño de sus funciones?.
Solo se esboza una vedada disculpa, frente al inmensurable daño causado al patrimonio de los miembros de las Fuerzas Armadas, cuando en el Considerando se manifiesta que resulta “conveniente” fijar el Haber Mensual conforme pautas establecidas por fallos la Corte Suprema.
Por las cifras asentadas en los Anexo es evidente que han tratado de acomodar el haber mensual, tanto para el personal en actividad como para el retirado, a las disposiciones del fallo “ZANOTTI”, por lo tanto, no se trata de una aumento de haberes. Es solo una adaptación de los haberes a un fallo de la Corte.
En definitiva, el Poder Ejecutivo, aplica una política violatoria de la Ley, en perjuicio del personal de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, luego admite que existen fallos del más Alto Tribunal de Justicia que condenan dicha política, y reconoce el derecho a una percepción de haberes conforme derecho, para luego, volver a aplicar la misma política violatoria.

3. En este nuevo decreto se suprimen los Suplementos y Compensaciones que venía percibiendo el personal en actividad, en virtud del Decreto N° 2769/93, a saber:
Suplemento por responsabilidad de cargo o función (Art.1°).
Compensación por vivienda (Art.2°).
Compensación para adquisición de textos (Art.3°).
Suplemento por mayor exigencia de vestuario (Art.4°).

Y en su lugar, el Dto. N° 1305/12 crea dos Suplementos ( en realidad divide en dos el Suplemento por Cargo o Función del Art. 1° del Dto. N° 2769/93):
-Suplemento por responsabilidad jerárquica ( Art. 2°)
-Suplemento por administración de materia. (Art. 2°)
Y además, una asignación “transitoria” para el personal que no los perciba (Art. 5°)

4. Cuando se comienza a leer la parte dispositiva del decreto, uno se da cuenta enseguida que es mas de lo mismo. Que todo eso ya se había leído y se había debatido en Tribunales.
Veamos, por ejemplo en el primero de los dos suplementos:
A. El Dto. 2769/93 establecía:
“Art.1°: Agréguese como apartado d) del inc. 4° -OTROS SUPLEMENTOS PARTICULARES- del art. 2405 de la reglamentación... de la ley N° 19.101... lo siguiente:
“d) Suplemento por responsabilidad de cargo o función”
Es el que tiene derecho a percibir el personal militar en actividad, destinado en el país, que ha sido nombrado para desempeñar una función o cubrir un cargo que signifique el ejercicio de responsabilidades directas en la conducción de personal y/o administración de material, mientras ejerza dichas funciones.
… La reglamentación del presente decreto deberá establecer las condiciones especificas para el otorgamiento del Suplemento por responsabilidad de cargo o función, mediante la fijación de las circunstancias calificantes del ejercicio de responsabilidad y/o de la administración de materia”.
B. Dice ahora el Dto. N° 1305/2012:
“Art.2°: Sustitúyase los apartados d) y e) del inc. 4° del art. 2405 de la reglamentación... de la ley N° 19.101... por los siguientes:
“d) Suplemento por responsabilidad jerárquica”
Es el que tiene derecho a percibir el personal militar en actividad, destinado en el país, que ha sido nombrado para desempeñar un cargo que signifique el ejercicio de responsabilidades directas en la conducción de personal, mientras ejerza dicho cargo.
… Las referidas autoridades establecerán las condiciones especificas para el otorgamiento del Suplemento por responsabilidad jerárquica, mediante la determinación de las circunstancias calificantes del ejercicio de responsabilidades directas en la conducción de personal”.

5. En el nuevo decreto se ha desdoblado el mismo Suplemento. Antes se otorgaba tanto para el que tuviera a su cargo personal, o la administración de material.
Ahora tenemos:
Suplemento de responsabilidad jerárquica, que lo percibirán un 35% del personal.
Suplemento de administración de material, que lo percibirá un 55% del personal.
TOTAL. 90% del personal militar en actividad recibirá un aumento encubierto que tendrá como piso el coeficiente establecido para el Suplemento de administración de material, y como techo el coeficiente establecido para el Suplemento de responsabilidad jerárquica.
¿Qué pasa con el 10% restante? Para ello tenemos siempre un Art. 5°, que establece una suma “fija transitoria”. Se aplica el Art. 1°, inc. b) del Dto. N° 5592/68, que se refiere a un suplemento que se otorga por cambio de situación escalafonaria. (Qué tendrá que ver con el otorgamiento de un suplemento particular?)
Este decreto, cuestionado ampliamente en los Tribunales por el personal civil, se refiere al personal que pase de un escalafón a otro, estableciendo que cuando se da esa situación la retribución no será disminuida, y que, la diferencia producida en menos, será abonada como Suplemento, y será absorbida por los posteriores aumentos de remuneración. (Art. 1°, inc. b).
Al respecto ha dicho el Procurador del Tesoro de la Nación que el Art. 1° del Dto. 5592/68 se refiere exclusivamente “a los casos de cambio de escalafón o de nivel dentro del escalafón”. (Dictamen 131/2010). Coincide con ello la Secretaría de la Gestión Pública, por cuanto indica que la norma alude “a dos posibles situaciones que pueden alcanzar al personal de planta permanente, que son su reencasillamiento o cambio de categoría dentro de un mismo escalafón” (Dictamen 144/2008)
Pero resulta que el militar que va a percibir esta “suma transitoria”, no va a ser reencasillado, no va a cambiar de escalafón, ni de categoría, ni de nivel, por cuanto en las Fuerzas Armadas ello no existe.
Por lo tanto, va a cobrar esta asignación, por el solo hecho que no percibe ninguna de las otras dos otorgadas. Y porque es necesario que el aumento de haberes encubierto alcance a todo el personal en actividad.
Tampoco esta suma podrá ser absorbida por aumentos salariales, porque cuando esto se produce, es para todo el personal de las Fuerzas Armadas, por grados y no por niveles.

6. Un suplemento es general o particular, no por el número o porcentaje de personas que los perciban, sino por la especificidad que el mismo debe tener, y debe reunir los requisitos fácticos que exige la ley y su reglamentación. Y todos aquellos que reúnen esos requisitos deben percibirlo, no un porcentaje de los mismos, porque ello lo desnaturaliza.
En ningún otro Suplemento Particular que se otorga al personal militar, conforme su Reglamentación ( Dto. N° 1081/73 y sus modificatorios), se indica un porcentaje de beneficiarios. Por el contrario, se establece que todo aquel personal que reúna los requisitos exigidos por el Suplemento debe percibirlo.

7. Analicemos el "Suplemento por responsabilidad jerárquica" que ahora se otorga al personal en actividad. Lamentablemente en los Considerandos del decreto no se hace ninguna referencia a la necesidad y razón de su otorgamiento por lo que debemos analizar el mismo: “es el que tiene derecho a percibir el personal militar en actividad, destinado en el país, que ha sido nombrado para desempeñar un cargo que signifique el ejercicio de responsabilidades directas en la conducción de personal, mientras ejerza dicho cargo”.
Es que puede decirse con seriedad que existe un General, Brigadier, Almirante, Coronel, Comodoro, Capitán de Navío, Prefecto General, Prefecto Mayor, Comandante General y Comandante Mayor en actividad que no tenga responsabilidades directas en la conducción de personal?.
Es que puede decirse que solo un 35% de todos los Generales, Brigadieres, Almirantes, Coroneles, Comodoros, Capitanes de Navío, Prefectos Generales, Prefectos Mayores, Comandantes Generales, y Comandantes Mayores en actividad tiene responsabilidades directas en la conducción de personal?.
Es que existe un Jefe, u Oficial, o Suboficial que no tenga algún subordinado a sus ordenes?
La realidad es que, la generalidad del personal de Suboficiales, Oficiales Subalternos, Jefes y Oficiales Superiores, percibirán o el Suplemento por Responsabilidad Jerárquica o el Suplemento por administración de material. Uno u otro.
Solo no lo percibirán entonces, como el mismo artículo lo indica, el personal militar en el exterior, y quizás los que se encuentran realizando cursos de perfeccionamiento profesional, en las distintas Escuelas; pero ellos quedan protegidos por el Art. 5° que otorga una suma fija “Transitoria”. O sea:
O se percibe Suplemento por responsabilidad Jerárquica.
O se percibe Suplemento por administración de material.
O se percibe la suma “transitoria” del Art. 5°.
Al reunir el carácter de "generalidad" que evidentemente tiene esta asignación, ha dejado de tener la especificidad que requerir en esencia un suplemento particular y que claramente surge del Art. 57° de la Ley N° 19.101.

8. El inc. 5, de los apartados d) y e) del Dto. N° 1305/12, revela palmariamente la intención oculta de acordar mejoras en las remuneraciones a través del otorgamiento de suplementos particulares para el personal militar en actividad
Y para comprobar ello basta leer su texto que establece que su otorgamiento, para el caso del “Suplemento de Responsabilidad Jerárquica” no puede superar el 35% de la Fuerza, como también en el grado, y en el caso de “Suplemento por Administración de Personal”, no puede superar el 55%. Y que el que percibe uno no percibe el otro.
Por qué había necesidad de aclarar esto, si por naturaleza los suplementos particulares son excepcionales y no generales?
No será porque con la sanción de los Dtos. Nos. 2266/84, 1897/85, 2000/92,684/92 y 2701/93, que crearon todos ellos “suplementos particulares”, se tuvo siempre fallo adverso de la Justicia y entonces se hacía necesario “aclarar” que no eran asignaciones generales “disfrazadas” con distintos nombres según la función propia del estado militar que se estaba cumpliendo?.
Por qué establecer un porcentaje, si todo aquel que reúne los requisitos debe percibir el Suplemento?

9. Una vez más, el Poder Ejecutivo ha simulado un aumento general de haberes encubriéndolo bajo la forma de "suplementos”, olvidando que la naturaleza jurídica de los institutos no se impone, sino que surge de la naturaleza y características propias del mismo, para que se integre y encuadre dentro de la norma, sin lesionar los derechos emergentes de ella.
La realidad es que la generalidad del Personal en actividad percibirá básicamente un "Suplemento General" conformado por dos conceptos, haciéndose acreedores a ello por la sola situación de revista en actividad.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la causa “TORRES” (T.133.XXXIII), con relación a suplementos similares sentenció que “.la generalidad que asumió el pago al personal en actividad de los suplementos indicados, muestra de modo indisimulable que su otorgamiento ha tenido connotaciones salariales” y que “la pretendida limitación temporal en el pago de los referidos conceptos…se diluye ante la evidencia de que, sea cual fuere el cargo o las funciones que el personal cumpla, siempre cobrará uno u otro Suplemento, con lo cual se aprecia una permanente disposición de su pago, compatible con la generalidad antes referida” (Considerando 10°)

10. Si analizamos los coeficientes establecidos comprobamos que también, una vez más, se transforma lo accesorio en principal, por cuanto los Suplementos otorgados superan el monto del haber mensual. Asi vemos por ejemplo que ahora:

a. Para un Coronel en actividad:
Haber Mensual $ 6.009,60
Sup. Resp. Jerárquica $ 8.252,98 (Coeficiente 1,3827), o
Sup. Adm. Material $ 7.427,86 (Coeficiente 1,2444)

b. Para un Suboficial Mayor en actividad:
Haber Mensual $ 4.153,09
Sup. Resp. Jerárquica $ 5.184,94 (Coeficiente 1,2025), o
Sup. Adm. Material $ 4.666,56 (Coeficiente 1,0823)

Al respecto ha dicho la Corte Suprema en la causa “FRANCO” que, por muy amplias que se juzguen las atribuciones conferidas al Poder Ejecutivo para determinar la compensación de la retribución del personal militar, y el monto de los suplementos que lo complementan, “ellas no alcanzan para transformar la remuneración principal en accesoria ni las remuneraciones accesorias en lo principal, mediante el simple arbitrio de designar una parte sustancial de la retribución que regularmente percibe la generalidad del personal en contraprestación por sus servicios militares, como ajena al haber o sueldo de este”. (Fallos 226:32).
También ha dicho la Corte Suprema que se debe preservar la necesaria proporcionalidad entre el haber de retiro y el de actividad “lo cual sería severamente transgredido si se tolerase que un incremento de mas del 30% fuese otorgado nicamente al personal en actividad” (Fallos, C.1203.XXVI). Criterio mantenido por el Alto Tribunal en el fallo “SALAS” (S.301.XLIV).
El Dto. N° 1305/12 aumenta, a través de los seudos suplementos mas del 100% el haber mensual del personal militar en actividad con relación a los retirados.

11. Evidentemente todo esto ha sido pergeñado con la concepción que, si el personal retirado acude a la Justicia pero logra fallo adverso, como injusta y arbitrariamente ocurrió con el Dto. N° 2769/93, habrán encontrado la llave para, de aquí en mas, poder aumentar los haberes del personal militar en actividad burlando el derecho de los retirados. Ya lo creyeron cuando dictaron el Dto. N° 1104/05 y sus modificatorios.
Y si el fallo es adverso al Poder Ejecutivo, primero, se habrán ganado unos cuantos años; segundo, siempre se puede abonar la deuda en bonos a 16 años, o directamente no pagarla, como ocurre en la actualidad con las demandas previsionales; y tercero, se puede derogar el decreto cuestionado, y dictarse uno nuevo similar “disfrazado”. Y aquí, no ha pasado nada.
O habrá un acuerdo previo con la Corte Suprema?. De todas formas, el Poder Ejecutivo no cumple los fallos del más Alto Tribunal cuando no está de acuerdo con ellos. Todo es posible en la Argentina de hoy.
Florencia del Carmen Villegas
Abogada

(*) El texto completo del Decreto, con los Anexo donde se especifican los montos puede leerse en www.pjn.gov.ar