El rumor sobre la posibilidad de que Esteban Bullrich sea designado embajador en Estados Unidos nadie lo va a confirmar. Sería raro admitir que su candidatura a senador nacional pudiera ser testimonial, cuando el Gobierno hace todo lo posible por ganarle a Cristina Fernández en Buenos Aires. Sin embargo, esta versión -publicada oportunamente por el periodista Jorge Asís- no es la única que gira en torno al sillón que dejó vacante el economista Martín Lousteau. Hay otra que indica que el candidato a la sede diplomática no sería Bullrich sino Federico Pinedo.
La teoría de Bullrich se sostiene en el deseo del presidente Mauricio Macri de que su suplente, José Torello, hombre de su máxima confianza, asuma en lugar del ex ministro de Educación y se convierta en el referente oficialista del Senado.
En tanto, quienes ven a Pinedo en Washington creen que Macri apoya a otro dirigente para convertirse en el negociador de leyes clave en la Cámara alta: Humberto Schiavoni, candidato a senador nacional por Misiones y presidente del PRO.