Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Pense que no lo iba a ver, seguramente muchos pensaron como yo

  1. #1
    Senior Member Avatar de ten_cuidado
    Fecha de Ingreso
    23 dic, 13
    Mensajes
    3,207

    Pense que no lo iba a ver, seguramente muchos pensaron como yo


  2. #2
    Senior Member Avatar de ten_cuidado
    Fecha de Ingreso
    23 dic, 13
    Mensajes
    3,207
    ¿UN FUTURO POSIBLE? ¿UN FUTURO INELUDIBLE?
    SI, MIENTRAS LA POBLACIÓN ARGENTINA SIGA DIVIDIDA Y PELEANDO EN BASE A FALSOS DILEMAS.
    “La Argentina se internacionalizará a partir del paralelo 40.” Dijo una vez y muchas veces más el Coronel Seineldín. ¿Era adivino? ¿Futurólogo? No. Sabía interpretar los movimientos geopolíticos del enemigo en base a la observación y estudio de la historia.
    No faltaran los “puristas” que dirán que la bandera que se izará sobre la Patagonia es otra, bien, visualícenlo en sus mentes porque para el caso es lo mismo. Pero tengan en claro que los intereses que se ciernen sobre el sur argentino no pertenecen a ningún país en particular, como mucho se esconden detrás de las instituciones de determinado país dependiendo de las circunstancias y luego mudan de piel cuando es necesario.
    Se ha repetido hasta el hartazgo que el sur argentino es uno de los pocos rincones de la tierra que se mantiene casi virgen de toda depredación humana. Y todo ello gracias a la continua "concientización" de organismos supranacionales e internacionales como Greenpeace, o a las “filantrópicas” acciones de magnates que compran miles y miles de hectáreas para “resguardarlas”… ¿Resguardarlas para quienes?
    Es loable que los argentinos cuidemos “nuestros” recursos naturales, “nuestra” tierra y nuestra Patria para felicidad y bienestar de nuestros hijos. Ahora bien, si al final resulta que la continua desindustrialización patológica que padece nuestro país es el precio a pagar para que otros disfruten de un “Nuevo Edén” en el futuro, entonces hay un problema.
    Y la solución a ese problema es que LOS ARGENTINOS NOS DEJEMOS DE PELEAR POR ESTUPIDECES.
    “Divide et impera” dice el dicho y es la estrategia de cabecera del Régimen Internacional. Ya lo vemos con las técnicas del darwinismo capitalista, donde sobrevive el más desalmado, donde prima el egoísmo en el afán por acaparar los bienes de consumo. Toda argucia es poca a la hora de mantenerse por encima de la línea que separa a los “triunfadores” de los que menos tienen.
    No le hables de caridad cristiana a un liberal mientras pisotea a los de abajo con las botas del éxito.
    También vemos como dividen a la sociedad a través de la disidencia controlada de las falsas modas del marxismo cultural. Esa enorme bolsa de debilidades y vicios que toma consistencia en una variedad de ideologías una más perversa que la otra. Lo más llamativo es que creen ser “rebeldes contra el sistema”… ¡Y se comportan justamente como El Régimen quiere!
    Amorales, drogadictos, sin hogar, sin virtudes. Las ovejas perfectas.
    Y cuando una de esas ovejas cree que puede entender algo, se lo mete de lleno en la carrera del consumismo liberal.
    Es un círculo cerrado. Y les funciona muy bien. Tan bien como la división entre los K y los M. Como la división entre choriplaneros y globoludos. Como la izquierda y la derecha, donde LOS ZURDOS SON LOS HIJOS BOBOS DE LA DERECHA y a los de derecha no les importa nada mientras puedan viajar en primera clase.
    TODOS SON LO MISMO.
    TODOS RESPONDEN A LOS MISMOS INTERESES FINANCIEROS INTERNACIONALES.
    Muchos se enojan por el tema de los Mapuches y el uso de una retórica que hace recordar a los oscuros tiempos de los años setenta. Puro humo, ellos y su marxismo plumífero. No actúan en contra de los grandes terratenientes extranjeros sino que COMPLEMENTAN SU ACCIONAR al tomar terrenos que van desde la frontera chilena a la argentina, partiendo a ambos países a la mitad. Y usurpando “casualmente” parques nacionales.
    No se dejen engañar. SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA. Son los dos brazos de una misma pinza. Hay quienes creen pelear por una causa noble a favor de los pueblos oprimidos y etcétera, etcétera. No son más que carne de cañón.
    La gran mayoría del pueblo argentino vive en confusión y con el temor lógico del que poco posee. La gran mayoría del pueblo argentino solo saca la bandera para un partido de futbol. La gran mayoría del pueblo argentino ha perdido la noción de que es responsable del destino de su Patria.
    EL ENEMIGO ES UNO SOLO. No los confundamos con sus agentes internos y con los tontos útiles que les hacen el trabajo sucio.
    Soy un poco crítico con la visión de la Tercera Posición que tienen algunos camaradas, ya que no hay dos posturas que en su lucha global nos aprisione. El enemigo es uno solo y nos golpea de manera alternativa con ambos puños: económicamente con la Derecha Liberal y culturalmente con la Izquierda Marxista.
    En la actualidad solo hay dos posturas posibles: LA NACIONALISTA Y LA INTERNACIONALISTA.
    Solo el nacionalismo salvará a la Patria. De comprender esto, será posible que la Patagonia siga siendo argentina y no el “Nuevo Edén” de los vampiros del planeta.
    Y si el enemigo es uno sólo. UNO SOLO DEBE SER EL PUEBLO ARGENTINO.




















Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •