Al parecer, un grupo bien definido del campo,con cede en Rosdario, Santa Fe, vinculado a una financiera cerealera, habría sido el directo responsable de la ultima escalada del dólar, adquiriendo un gran volumen de divisas, a fin de generar un aumento significativo de la moneda norteamericana para luego colocar sus productos cerealeros a mayor valor de mercado.
El mismo sector al que el gobierno viene privilegiando, le paga pegándole en la línea de flotación. Lo que se llama una verdadera lucha de oportunistas apátridas.
Esperemos en breve , los medios de prensa hagan público los nombres de estos especuladores, para que les caiga la condena social y la inteligencia financiera.
Como siempre, un sector muy vinculado a lo anti social, y al bien común. Solo especualción de una manga de turros apátridas oportunistas, que asi le pagan a quien los privilegia.