Enero 25, 2019

El Papa Francisco envió una breve carta al teólogo de la liberación, Leonardo Boff, para agradecerle su apoyo y ofrecerle sus mejores deseos en su cumpleaños número 80, el 14 de diciembre de 2018. En este mensaje, publicado por Leonardo Boff en su blog el 17 de diciembre, el Papa llama hermano a Boff.

En la carta, el Papa le recuerda su primer encuentro, en San Miguel, durante una reunión de la Conferencia Latinoamericana de Religiosos (CLAR). También le menciona que ha seguido leyendo algunos de sus libros. Finalmente, le escribe que ora por Leonardo Boff y por su esposa.

Estos buenos deseos y agradecimientos del Papa son la respuesta a una carta previamente enviada por Leonardo Boff a Francisco quien, explica,

"sufre de una gran oposición por parte de algunas personas en la Curia Romana y, curiosamente, también de miembros conservadores del gobierno de Trump, así como de grupos conservadores e incluso reaccionarios de la Iglesia Católica Estadounidense."

Y por lo tanto, continúa Leonardo Boff, escribió una carta de apoyo al Papa, como lo ha hecho en otras ocasiones.

No es una "hermandad" nueva

Nuestros lectores recordarán que anteriormente ya le había enviado una Carta de Apoyo al Papa Francisco, publicada el 8 de noviembre de 2015, en su blog. A continuación presentamos algunos extractos que revelan las esperanzas que el teólogo de la liberación tiene puestas en el Papa:

"En América Latina, en Brasil, en las islas del Caribe y en otras partes del mundo, muchos de nosotros estamos preocupados por las actitudes cerradas y los ataques lanzados contra usted por grupos conservadores, que son minoritarios pero poderosos, provenientes de dentro y fuera de la Iglesia. Hemos sido testigos perplejos de un fenómeno que no se había producido durante los últimos siglos: la rebelión de los cardenales conservadores contra su manera de dirigir el Sínodo y, sobre todo, la Iglesia Universal...

Lamentamos que estos grupos conservadores solo sean capaces de decir "no". No a la Eucaristía para las personas divorciadas y que se han vuelto a casar; no al reconocimiento de los homosexuales; no a cualquier apertura al mundo que implique cambios sustanciales...

Los intentos por deslegitimar su estilo de ser obispo de Roma y Papa de la Iglesia Universal continuarán siendo en vano. Porque nada se puede resistir a la amabilidad y la ternura, que usted encarna maravillosamente... En este contexto, a medida que los cristianos se abren a los desafíos del mundo actual: a una nueva era global y a amenazas que pesan sobre el ecosistema y la tierra (como valientemente lo mencionó en su Encíclica Laudato sì para "proteger nuestra casa común"), queremos cerrar filas a su lado y mostrarle nuestro apoyo total. Apoyamos su ministerio, su visión pastoral y abierta de la Iglesia y esta manera carismática de hacernos sentir espiritualmente como en casa una vez más en la Iglesia. Y muchas personas de otras Iglesias, religiones y del mundo secular también alientan y admiran su forma de hablar y actuar...

Queremos estar a su lado y apoyarlo en su visión evangélica y liberadora de la Iglesia. Queremos brindarle valor y fortaleza interior para que pueda llevar a cabo, con palabras y hechos, la tradición de Jesús, conformada de amor, misericordia, compasión, intimidad con Dios y solidaridad con la humanidad sufriente."

En una entrevista concedida a BBC Mundo, el servicio en español de la emisora ​​de noticias británica, publicada por Jeanne Smits en su blog el 3 de septiembre de 2015, Leonardo Boff declaró:

"Creo que el Papa no debatirá sobre doctrinas. El Papa siempre dice que la realidad está por encima de las doctrinas. Si la realidad dice que hay muchos divorcios, el concepto de familia cambiará cada vez más, y para él lo que importa es que haya amor. Donde hay amor, ya sea en el primer matrimonio o en el segundo matrimonio, hay algo de Dios. (sic)"

Con respecto a la teología de la liberación, condenada por el Vaticano en 1984, dos afirmaciones la resumen perfectamente. La primera, de Leonardo Boff: "Lo que proponemos es el Marxismo, un materialismo histórico, en teología". La segunda, del peruano Gustavo Gutiérrez, padre fundador de la misma ideología: "Lo que entendemos por teología de la liberación es la participación en el proceso político revolucionario."

¿Por qué es importante todo esto?

Gutiérrez explica el significado de esta participación:

"Solo al ir más allá de una sociedad dividida en clases, ... y al eliminar la propiedad privada de la riqueza creada por el trabajo humano, estaremos en posición de sentar las bases para una sociedad más justa. Es por esto que los esfuerzos para planificar una sociedad más justa en América Latina están cada vez más orientados hacia el socialismo."

Nieto de inmigrantes italianos, al igual que el Papa Francisco, Leonardo Boff, nació el 14 de diciembre de 1938, en Río Grande del Sur, Brasil. Ingresó con los frailes menores franciscanos en 1959 y obtuvo su doctorado en filosofía y teología en la Universidad de Múnich en 1970.

De 1970 a 1992 fue profesor de teología sistemática y ecuménica en el Instituto Teológico Franciscano de Petrópolis. En 1984, la Congregación para la Doctrina de la Fe condenó sus tesis. Fue sancionado por la conexión orgánica entre la teología de la liberación y el Marxismo. Roma le exigió "silencio y obediencia", pero no fue suspendido. En 1979, Juan Pablo II declaró que un "concepto de Cristo como hombre político y revolucionario, como el subversivo de Nazaret, no correspondía a la catequesis de la Iglesia".

En 1992, debido a la desobediencia mostrada a sus superiores franciscanos y a sus repetidos ataques contra el Papa Juan Pablo II, dejó el sacerdocio, antes de que se le prohibiera definitivamente ejercerlo. Vive en una relación conyugal con Marcia Maria Monteiro de Miranda.

Fuentes: cath.ch/religionDigital/leonardoboff – DICI no. 380, January 2019

https://fsspx.news/es/news-events/ne...eración-44245